lunes, 4 de junio de 2012

"Los trabajos y los días", de Hesíodo.

Los trabajos y los días, de Hesíodo, es una de las obras fundamentales de la literatura griega. Hesíodo habría vivido en la segunda mitad del siglo VIII a.C., e incluso hay leyendas que lo sitúan como contemporáneo a Homero.
Lo cierto es que este autor compuso la Teogonía, Los trabajos y los días y también se le atribuyen el Escudo -narración sobre las hazañas de Heracles- y otras obras menores, sobre las cuales hay discusión.
En Los trabajos y los días, Hesíodo parte de la discusión con su hermano Perses, quien le reclamaba parte de la propiedad. Ante esto, Hesíodo le contó porqué Zeus había establecido el trabajo humano.
Ante la afrenta de Prometeo, que trajo el fuego a los hombres, Zeus creó -con ayuda de otros dioses- a la mujer a partir de la tierra y el agua, siendo Pandora la primera. A ella, los seres divinos le regalaron una caja que no debía abrirse, guardando desgracias y males para los humanos. No obstante, la caja fue abierta y en ella sólo quedó la esperanza. Los hombres, pues, debieron comenzar a trabajar para ganar su sustento. También en esta obra Hesíodo formula los cinco edades, partiendo de una edad de oro, de plata, de bronce, la de los héroes -siendo los últimos los que lucharon en la guerra de Troya- y la última, en la que se vivía, que era la de hierro, la más desgraciada de todas, que tendría su fin cuando Zeus lo dispusiese.
Hesíodo da una serie de consejos sobre los trabajos en el campo a su hermano, para que se forje un porvenir venturoso y agradable a los dioses, que premian el esfuerzo con la riqueza. Le explica cuándo sembrar y cosechar, sobre las estaciones más propicias para cada actividad, así como los días fastos y nefastos. También le obsequia varios consejos sobre conductas que debía evitar, para no ofender a las deidades.
Esta obra es interesante porque pueden observarse paralelismos con mitologías del Cercano Oriente y de la India. La edad de hierro es comparable con el kaliyuga -la era actual- del hinduismo, así como la creación y el rol de la primera mujer, Pandora, nos recuerda a la Eva del Génesis. ¿Transmisión e influencia de relatos mitológicos, una mitogénesis común? Las conjeturas son numerosas.

Bibliografía recomendada

Jenny Strauss Clay, Hesiod's Cosmos. Cambridge, Cambridge University Press, 2003.

3 comentarios:

  1. Interesante tu comentario. Tengo una materia (Derechos humanos) y el profesor nos pidió que leyéramos "Los trabajos..." porque según él Hesíodo tiene una mirada de justicia sobre el trabajo y sobre la vida: la vida no debe ser para explotarnos unos a otros. Quizás todo venga a cuento por una de sus frases "Da siempre exactamente el salario convenido a tu amigo" Saludos. (Raúl de Bs. As.)

    ResponderEliminar
  2. Desde la antigüedad hasta los mismos clásicos valoraron la importancia y la justicia en el trabajo, desde los mismos héroes hasta los dioses y las orientaciones de cómo trabajar la tierra, el campo para darnos el sustento y establecer un futuro mejor. Qué maravilla.

    ResponderEliminar
  3. Desde la antigüedad hasta los mismos clásicos valoraron la importancia y la justicia en el trabajo, desde los mismos héroes hasta los dioses y las orientaciones de cómo trabajar la tierra, el campo para darnos el sustento y establecer un futuro mejor. Qué maravilla.

    ResponderEliminar