viernes, 11 de mayo de 2012

"Odisea", de Homero.


La Odisea de Homero es una de las obras fundamentales de la cultura occidental y, quizás por ello, poco leída por la gran mayoría, aunque sí resultan familiares algunos de sus eventos. Es el retorno de Odiseo, combatiente aqueo en Troya por diez años, a su isla de Itaca, en donde era el Rey. 
¿Homero existió? ¿Fue el autor de la Ilíada y la Odisea? Los eruditos aún no han logrado ponerse de acuerdo, si es que alguna vez arriben a una conclusión. Lo cierto es que probablemente Homero haya recogido las versiones que circulaban sobre estos hechos anteriores a su vida, en aquellos tiempos de historia oral y con matices locales. 
Odiseo retorna a su patria, Itaca, tras una serie de aventuras que lo mantienen alejado de su hogar por otros diez años, con lo que su ausencia trae problemas en su reino. Su esposa, Penélope, intenta mantener alejados a sus pretendientes; en tanto que su único hijo, Telémaco, al que Odiseo apenas conoció al partir, contempla desolado cómo ese centenar de aspirantes a suceder a su padre lo van despojando de sus bienes en grandes banquetes en su casa.
¿Por qué la demora de Odiseo? En los viajes arribó, junto a sus hombres, a la isla de los Cíclopes y fue atrapado por uno de ellos, Polifemo, que comenzó a engullirlos de a pares. El divino Odiseo, rico en ardides, logró enceguecer a Polifemo y escapar. Pero fue el dios Poseidón -padre de Polifemo- el que comenzó a poner trabas al retorno del itacense a su hogar. De allí en adelante, tras huir del cíclope, las desventuras se sumarán a las pruebas que deberá pasar el héroe, como evitar ser hechizado por Circe, el descenso al Hades (Nekya), escapar de las garras de las sirenas, de Ercila y Caribdis, y finalmente perderá a sus compañeros de tripulación en la isla de Helios, cuando no siguieron su consejo de no comer el ganado que a éste pertenecía. Luego de estas peripecias, llegó solitario a la isla donde vivía Calipso, que lo retendrá durante diez años. 
Será la voluntad de los dioses del Olimpo, en especial por la ayuda de Palas Atenea, que Odiseo vuelva a su hogar con la colaboración de los feacios, que lo llevan en una nave. 
En Itaca, con la apariencia de un vagabundo anciano, logrará que su hijo Telémaco lo lleve al palacio y, junto a él, ultimen a los orgullosos pretendientes de su esposa Penélope.
Odiseo es el recorrido del héroe inteligente, audaz, intrépido, fiel a los dioses, leal a su familia, con un hijo ejemplar y una esposa que aguardará su arribo a pesar de los veinte años transcurridos. Es uno de los nostoi, los que retornaban tras la guerra de Troya.
Insisto: la Odisea, al igual que la Ilíada y tantas otras obras que iré desarrollando en este blog, son piezas fundacionales de la cultura de Occidente. En este texto, no sólo está desarrollada una buena parte de la mitología griega, sino también algunos paradigmas que siguen vivos y presentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada